Mala Junta - Pablo Lerman

Una historia de sobrevivientes que luchan por no naufragar en una época de incertidumbre y desamparo
Mala Junta - Pablo Lerman

Según las ideas espirituales de oriente las crisis son una oportunidad. En nuestro país, las crisis arrasan con todo. Si alguno logra hacer pie y no ahogarse en la incertidumbre y el desamparo que estas provocan tanto a nivel económico como político y humano, las esquirlas seguramente afectarán sus relaciones con aquellos que no han logrado salvar nada de lo que antes tenían, tanto lo material como sus creencias e ideologías políticas. Nadie se salva del naufragio.

“Mala Junta” es la historia de cuatro personajes irreconciliables, a los cuales las circunstancias de la vida y las consecuencias de la gran crisis socio-económica que se desencadenó en Argentina en el 2002, amontona más que unir.

Ignacio Lamberti, gerente de una sucursal bancaria en un pueblo olvidado, está casado con Ana María, ama de casa insatisfecha en todos los sentidos vitales que uno pueda encontrarle a ese sentimiento. A partir de una propuesta del comisario y de la dueña y regente del prostíbulo del pueblo, Lamberti arma una mesa de dinero a través de la cual dar créditos a aquellos que no logran conseguir uno en el banco, debido a sus malos antecedentes crediticios. Esta actividad extra laboral es descubierta por un auditor y el gerente, junto a su familia y sus pertenencias, tiene que irse del pueblo para no volver. Sus socios sabrán sacar rédito propio, y mal habido, a esta partida acelerada.

Luego de unos años sin trabajo, Ignacio logra reconvertirse -palabra tan usada en esa época para hablar de quienes han tenido que abandonar su profesión para trabajar de lo que aparezca para poder comer- y comienza a trabajar en un laboratorio medicinal como visitador médico, hasta que un ascenso inesperado lo pone al frente de un equipo abandonado en medio de un distrito pobre y bastante peligroso de la provincia de Buenos Aires.

Este equipo de visitadores está formado por dos personajes muy diferentes y contradictorios. Kantor, un ex militante político que en la década del ´70 apoyaba la vuelta de Perón a la Argentina y fue echado de la plaza por el general, junto con el resto de la Juventud Peronista, al grito de “imberbes”. Su trabajo en el laboratorio le permite armar un circuito paralelo de venta de anfetaminas a los adictos de la zona. Kantor es un hombre que sufre por amor. Por falta de amor para ser más exactos. Complementa esta dupla de agentes de propaganda médica Suárez, ex aprendiz de brujo que sigue actuando como tal al sentir que tiene todo lo necesario para poder serlo. Profundamente preocupado por la posibilidad de que el laboratorio lo jubile, trata de no llamar la atención en su trabajo, ni positiva ni negativamente.

La llegada de Lamberti al grupo sacude las estructuras y despierta dudas, miedos y rencores que irán construyendo, y destruyendo, la relación diaria entre los tres.

Los cuatro personajes son sobrevivientes de situaciones que los han encontrado por el camino sin buscarlas y que los han sacudido hasta dejarlos sin sueños y en carne viva. Afectando tanto las relaciones laborales como las interpersonales, rompiendo proyectos y esfumando deseos de futuros felices. En algunos momentos se vuelven una red de contención entre ellos, en otros son el ancla que los puede hundir para siempre.

Pablo Lerman hace una excelente reconstrucción social de esa época, mostrando descarnadamente las secuelas en las personas que cada día salían a buscar la forma de salvarse, aunque más no sea por un minuto más. las luchas intestinas entre seres que consideran al otro un enemigo a vencer para poder sobrevivir y los dobleces en la conducta de quienes los rodean y las propias traiciones.

Con una construcción impecable de los personajes que van mostrando sus miserias a través de la trama, el lector va descubriendo que, en realidad, en esta historia no hay buenos y malos, sólo gente con miedo que intenta no ser uno más de los expulsados del sistema. Con una escritura y una trama atrapantes, en “Mala Junta” Lerman nos muestra lo mejor y lo peor del ser humano en una historia cruel y a la vez esperanzadora que no permite abandonarlo hasta el punto final.



Soledad Hessel.Editora/Redactora de trenINSOMNE. Periodista. Siempre supo que las palabras eran lo suyo. Escribe y lee desde que recuerda y tiene una pasión por los libros como objetos de culto. Columnista de literatura y cultura en medios gráficos y radiales. Fue corresponsal del diario La voz de Santa Cruz y de la Revista En acción de La Plata en la Ciudad de Córdoba. Además, fue miembro del Comité de Redacción y Editora del Boletín de Divulgación Científica de la Universidad Nacional de Córdoba. Notas de Soledad