Complacer. Placeres sin edad - Silvia Plager

Cuatro mujeres. Cuatro generaciones. Una historia.
Complacer - Silvia Plager

Cuatro mujeres. Cuatro edades. Cuatro generaciones. Herminia, Rebeca, María José, Delfina. Cuatro mujeres en distintos momentos de sus vidas, con experiencias diferentes pero unidas por la línea de la sangre que las hace parte de una familia y de una dinastía de mujeres fuertes (aunque no sean consciente de ello), que todas sus vidas han buscado complacer al otro, pero intentando, en algún momento de su propia historia, quitarse de encima ese mandamiento milenario y buscar complacerse a sí mismas, buscando reencontrarse con su propia esencia y recobrar su vida y su destino.

Herminia tiene 80 años, y es la matriarca de esta familia. Viuda desde tiempos inmemoriales, transita su vida entre una lucidez a prueba de todo durante el día y un viaje al pasado que realiza durante la noche para ser testigo en los albores de la revolución de mayo de la historia de amor entre el prócer Mariano Necochea y “la española”, de la mano de Segunda Josefa, antepasada que regresa a este mundo para acompañar a Herminia en las largas noches de su vejez.

Rebeca, hija de Herminia, acaba de cumplir 60 años y su festejo es a la vez celebración de vida y pasada de factura a su ex marido, quien luego de más de cuarenta años de matrimonio ha decidido dejarla para formar pareja con una mujer mucho, muchísimo, más joven.

Quien más sobresale en esta historia contada por Plager es María José (Majo), hija de Rebeca, nieta de Herminia, de 40 años, ya que, si bien las cuatro mujeres son familia y se relacionan, ella es el nexo más fuerte entre estas mujeres y sus historias. Majo siente que ha desaparecido. Que esa que se refleja en su espejo no es ella. Que todos sus sueños de joven se han esfumado en una vida burguesa que ella nunca deseó, pero que la alcanzó y en la cual se ha quedado todo este tiempo por simple comodidad o, haciendo un análisis más profundo, por miedo al afuera, al qué dirán. Encerrada en un matrimonio que la oprime y con un marido que sólo se preocupa y habla de cuestiones económicas, Majo ha llegado a su límite emocional.

Finalmente, tenemos a Delfina, el último eslabón de esta cadena femenina, bisnieta Herminia, nieta de Rebeca, hija de María José. Una adolescente que ha entrado de lleno en su etapa de rebeldía y que se busca a sí misma tratando de distanciarse de su madre quien representa para ella todo aquello que no quiere ser.

Con una profunda y detallada construcción de los personajes y de los escenarios donde transcurre la acción, Silvia Plager invita a ser testigo de y parte de estas historias en las cuales cualquier mujer puede reconocerse, en todo o en parte, con vivencias y sentimientos similares.

Cada una de las protagonistas ha sufrido a lo largo de su vida, y en carne propia, el amor, la pasión, el desprecio, el abandono, el desamor. Y en una búsqueda que cada una inicia a partir de diferentes circunstancias movilizantes que les tocan vivir, descubrirán y aceptarán secretos íntimos, viejos dolores y miedos que las paralizaron y a partir de ahí emprenderán un nuevo camino que las llevará, indefectiblemente, a encarar su destino.



Soledad Hessel.Editora/Redactora de trenINSOMNE. Periodista. Siempre supo que las palabras eran lo suyo. Escribe y lee desde que recuerda y tiene una pasión por los libros como objetos de culto. Columnista de literatura y cultura en medios gráficos y radiales. Fue corresponsal del diario La voz de Santa Cruz y de la Revista En acción de La Plata en la Ciudad de Córdoba. Además, fue miembro del Comité de Redacción y Editora del Boletín de Divulgación Científica de la Universidad Nacional de Córdoba. Notas de Soledad