La Cena/Nuestros hijos: la doble moral a favor de los nuestros

Herman Koch plantea enn su novela la hipocresía de la doble vara con la que juzgamos las actitudes de os demás. El director Ivano De Mateo hace una adaptación dura e impecable en su película "Nuestros hijos" .
Nuestros hijos

Los valores morales no son estancos, varían en relación a cuán implicados estemos en el hecho a valorar. No es lo mismo que el asesino sea un tercero desconocido -el cual debe recibir sobre sus espaldas todo el peso de la ley- a que el asesino sea nuestro hijo -en cuyo caso todos los atenuantes son pocos a la hora de la valoración -. Y esta doble vara a la hora de medir las acciones ajenas lleva a preguntarnos por nuestras propias acciones: ¿de qué seríamos capaces por sacar a un hijo de un gran problema?

Dos hermanos criados en una familia de clase media, han tenido diferentes futuros. El mayor exitoso, que ha trepado en la escala social accediendo a lujos que jamás se hubiera imaginado, el otro profesional no muy destacado en lo suyo, que no ha alcanzado los niveles socioeconómicos de su hermano mayor. Esta y otras circunstancias que iremos descubriendo a medida que la historia avance los hacen tener visiones sobre la realidad totalmente opuestas y basadas en fundamentos que el otro ni comparte ni acepta. Ambos tienen hijos adolescentes que, a diferencia de sus padres, son muy unidos, casi hermanos más que primos, compartiendo salidas, amigos y escuela. Y un crimen.

La cena

Este crimen, que no fue premeditado pero si terriblemente violento, hará volar por los aires la escasa camaradería que los mayores han tratado de mantener por el vínculo sanguíneo que, a pesar de ellos mismos, los une, desequilibrando una realidad en común ya de por si bastante frágil.

Estos hechos y sus consecuencias son los que plantean tanto la novela "La cena", del autor holandés Herman Koch, como la película italiana "Nuestros hijos" de la cual se aclara que está levemente inspirada en la novela holandesa. Esta inspiración toma los hechos más importantes, los únicos importantes en realidad, modificando hechos intrascendentes (género de algunos personajes, escenarios, etc. ) pero manteniendo el dilema moral y las reacciones de los personajes ante los terribles hechos consumados.

Con un elenco encabezado por actores con una larga trayectoria actoral como Alessandro Gassman, Giovanna Mezzogiorno y Luigi Lo Cascio, "Nuestros hijos" muestra la historia de estas dos partes de una familia con la ciudad de Roma de fondo, con una fotografía excelente que refleja claramente los estados anímicos de los personajes utilizando la luz y la oscuridad con maestría, dándole el marco perfecto a los actores que logran transmitir al espectador sus sentimientos, principalmente la angustia y la impotencia que la realidad les genera. La gran dirección, en manos del actor y director italiano Ivano de Matteo, lleva al límite a sus actores tanto en lo emocional como en lo físico, logrando utilizar los recursos actorales que traen para convencer a los espectadores del drama real por el que están transitando.

Herman Koch

"La cena", cuya primera edición es de 2009, resultó una sorpresa y un éxito editorial en Holanda donde fue elegido como Libro del Año y recibió el prestigioso, y deseado por los autores de ese país, Premio del Público. El autor plantea un drama en el que se cuestiona el individualismo, la doble moral y la hipocresía, con una profunda crítica social.

Narrada en la primera persona de uno de los hermanos, con una prosa de gran calidad, Koch nos lleva a través de los pensamientos de Paul, el hermano menor, quien va contando lo que ocurre con su hijo, con su propia vida, poniendo en contexto social y personal sus sentimientos y emociones y buscando por todos los medios una justificación a lo injustificable.

Los personajes son descriptos por el narrador utilizando un tono paternal y emotivo para hablar de su hijo adolescente y de su esposa, quienes son su razón de vivir y de seguir adelante a pesar de los distintos escollos que la vida le ha ido poniendo en el camino. Este tono amoroso cambia a irónico y en momentos despiadado para referirse a su hermano mayor, con quien comparte momentos en los cuales preferiría estar en otro lugar, pero las circunstancias no se lo permiten, e intenta descargar su frustración a través de estos comentarios irritantes pero que, obviamente, no llegan a oídos de quien los inspira.

Tanto la novela como la película son altamente recomendables, hacen meditar al lector y al espectador profundamente acerca de la sociedad en la que estamos viviendo y, sobre todo, acerca de los hijos que estamos criando.

"Nuestros hijos" estreno en Argentina: 12 de enero



Soledad Hessel.Editora/Redactora de trenINSOMNE. Periodista. Siempre supo que las palabras eran lo suyo. Escribe y lee desde que recuerda y tiene una pasión por los libros como objetos de culto. Columnista de literatura y cultura en medios gráficos y radiales. Fue corresponsal del diario La voz de Santa Cruz y de la Revista En acción de La Plata en la Ciudad de Córdoba. Además, fue miembro del Comité de Redacción y Editora del Boletín de Divulgación Científica de la Universidad Nacional de Córdoba. Notas de Soledad