La promesa del verano intacta - Tuti Curani

Un montaje reflexivo de imágenes vitales que condensan en un ida y vuelta pasado y presente.
La promesa del verano intacta - Tuti Curani



Tuti Curani nació en Buenos Aires en 1990. En otoño de 2016, editó su primer poemario La promesa del verano intacta con el sello desde un tacho Ediciones. Un libro cubierto en papel araña naranja que inmediatamente activa en la memoria colectiva el tradicional cuaderno de la escuela primaria. Tuti realza esa estética con su contenido íntimo y nostálgico que por momentos se vuelve un diario, por momentos una canción.

La promesa del verano intacta es un montaje reflexivo de imágenes post-adolescentes post-noventas, y un guiño a la deconstrucción de la infancia y la adultez. Algunas escenas son tiernas, como en Joyas del verano: “Desafiaría a un perrito salchicha / a ponerse a sí mismo el sweater / que eligieron sus dueños”; otras van directo a la mandíbula: “Tengo amigos reales / con los que comemos tornillos / que encontramos en los pisos de recitales / y nuestros dientes resisten / porque somos de metal” (Borrador A Borrador B).

Tuti Curani
Tuti Curani

Promesa y verano son los ejes del poemario, su tema y su escenario, sus contrastes. Hay pensamientos que se deslizan al sol y otros que irrumpen en sótanos oscuros donde ninguna mirada es promesa. Emociones viejas y nuevas que se despabilan bailando en una fiesta, y también en soledad. Tantear el abandono, cortar por chat, perder una amistad, organizar una muestra a base del historial de todos los chicos con los que estuviste e invitarlos con la excusa de devolverles algo que en algún momento te prestaron. Un último encuentro que los explique y ponga de nuevo “en el camino del bien” (El núcleo de mi destrucción). Esas y otras promesas de continuidad encienden las páginas, fragmentan, revolucionan. Además, fusionan recuerdos vintage como Sacoa, las colonias de vacaciones, fotolog y la barra de gaseosas en un malón o asalto de niños de trece años. El fuego de la añoranza que quema el tiempo con ardor en las pestañas, a ese evento fugaz y maravilloso asistimos cuando leemos a Tuti.

La promesa del verano intacta, una voluntad de pacto y compromiso con un presente que recuerda su infancia. Un presente que se servirá de su juventud hasta que sea posible.

Compartimos un poema de Tuti Curani, y recomendamos su blog "El cuarto del pasillo". Por último, este y otros títulos en la web de desde un tacho ediciones, de Lucas Santamarta.


"Apilados y queriendo"

Escribir como escupir,
estornudar las sílabas
y pienso entonces en
el siniestro y lo siniestro
usan la misma palabra
y también me acuerdo que
tus rodillas me dan risa,
eso que no me río tanto
aunque mentira, es con vos
la seriedad me domina
no soy yo, me vuelco.
Me vuelco y mancho la mesa,
vaso de plástico descartable
un poco somos nosotros así,
aunque quizás alguien nos lave
y podamos seguir un poco más,
apilados y queriendo
tener algo en común.



=========================================================================

Gonzalo Zuloaga. Gonzalo Zuloaga nació en La Plata el 18 de octubre. En 2016 fue ganador de Mención Especial por unanimidad en el Primer Certamen Nacional de Literatura en la categoría poemario por su obra “Resucitando Edipos”, publicada en la colección Voces del Cono Sur. Algunos de sus relatos urbanos fueron seleccionados para su publicación en la revista Monolito (Méjico) y la antología Palabras en Flor (España). Actualmente se encuentra promocionando su poemario “Predicciones del Año Kitsch”, editado por Peces de Ciudad en abril de 2017, y participando de ciclos de lectura de poesía y narración oral. A su vez, escribe para el colectivo Extrañas Noches Literatura Visceral y comparte poemas en su Facebook y su blog personal: Ciudad Kitsch “Predicciones del Año Kitsch” puede adquirirse a través de la página web de la editorial, www.pecesdeciudad.com.ar, y en Malisia Distribuidora y Estantería de Libros y Revistas, La Plata. Notas de Gonzalo