Leyendas urbanas: Rufina Cambaceres, la joven que murió dos veces




Rufina Cambaceres es la protagonista de la historia que les voy a contar, la protagonista de una de las leyendas urbanas más conocidas, más difundidas y que más gusta a aquellos amantes de este tipo de relatos.

“¿Qué es una leyenda urbana? Veamos: es un relato perteneciente al folclore de las ciudades; es más bien una creencia popular, una especie de superstición con elementos inexplicables, sobrenaturales pero que es presentado como un hecho real. ¿Qué hace que la historia de Rufina sea, entonces, una leyenda urbana? Vamos a conocer algo de ella.

Rufina Cambaceres, la joven que murió dos veces Bóveda de de la familia Cambaceres en el Cementerio de la Recoleta Foto: Silvana Buono

La hija del reconocido escritor Eugenio Cambaceres nació en 1883. Al morir su padre, ella y su madre Luisa heredan un palacete en Av. Montes de Oca en Barracas. Se dice que Luisa rápidamente comienza una relación con Hipólito Yrigoyen.



En su cumpleaños número 19 se lleva a cabo una fiesta y después la asistencia al teatro Colón. En ese momento, una amiga de la joven se acerca a contarle que su novio mantenía una relación con su mamá. Rufina cae desvanecida luego de escuchar la noticia.

Un médico invitado a la fiesta y otros dos conocidos, confirmaron que la muchacha había muerto a causa de un síncope.

Hasta aquí es una historia trágica, dolorosa por tratarse de una joven traicionada, pero con ningún elemento fuera de lo normal ¿Por qué se convierte en una leyenda urbana tan conocida, entonces?

Luisa decide llevar el cuerpo de su hija al cementerio de Recoleta a la bóveda familiar donde descansaría para siempre. Eso al menos creyeron.

Cierto día el cuidador de la bóveda se da cuenta de algo terrible. Alguien había intentado robar en la bóveda ya que el ataúd estaba movido. Grande, grandísima fue su sorpresa, enorme el espanto cuando vio que el cajón donde estaba el cuerpo de Rufina estaba quebrado y podía verse en el rostro de Rufina grabado el horror. Sus uñas habían intentado arañar la madera, la desesperación por no poder salir hizo que también se arañase su cara y finalmente volvió a morir para siempre.

Aquí comienza la leyenda urbana de Rufina Cambaceres. Se dice que la catalepsia se apoderó de ella al recibir la mala noticia de la traición de su madre. Esta forma de desvanecimiento imita a la muerte al no poder hallarse signos vitales en la víctima que, por consiguiente, seguirá el camino de aquel que comienza el camino a su morada final.

Hoy en día, la tecnología desterró a la catalepsia pero ésta logró que Rufina se convirtiera en la joven que murió dos veces.



Silvana Buono. Silvana es Profesora de castellano, literatura y latín, y da clases en escuelas secundarias desde hace catorce años, buscando transmitirle a sus alumnos su pasión por las letras, saliéndose un poco de los clásicos y presentándole a las nuevas camadas de escritores. Comparte sus lecturas, opiniones y escritos en su blog Y hay mil maneras de contar. Apasionada de las hermanas Brontë, tiene en su casa doce ediciones de Cumbres Borrascosas. Notas de Silvana