Qué leen los que lees: Corina Vanda Materazzi

Corina Vanda Materazzi

La escritora y alma mater del ciclo "De amor, locura y muerte" Corina Vanda Materazzi nos habla sobre sus experiencias lectoras.

- ¿Cuál es el primer libro del que tenés recuerdo? ¿Lo leíste o te lo leyeron?

- Me encantaba “Mujercitas” de Louisa May Alcott. En realidad había visto la película en la televisión (en blanco y negro) y antes había que esperar a que la volvieran a pasar y una no sabía cuándo. Creo haber preguntado muchas veces: “¿Y cuando la pasan de nuevo?” hasta que mi abuelo que era un ángel compró el libro y me lo leía incansablemente porque yo era muy chica y no sabía leer.

- ¿Necesitás rituales para leer o podés hacerlo en cualquier momento y lugar?

- Leo en cualquier lugar, situación y estado mental. Mi última innovación la hice con el libro de Leila Sucardi “Adentro tampoco hay luz”. Estaba por la mitad y por razones de salud debo sí o sí hacer actividad aeróbica, así que me llevé el libro al gimnasio, me subí a la bicicleta fija y lo terminé. Fue una lectura kilométrica.

- ¿Hay algún libro que considerás que todos deberían leer? ¿Por qué?

- Yo creo que es muy personal, hay géneros y estilos muy diferentes y cada uno va “armando su paladar”.

- ¿Cuál es tu libro preferido? ¿Volverías a leerlo?

- No sé si son “preferidos”, en todo caso hay libros que han dejado una huella, tal es así que llevo dos tatuajes: uno en mi pie izquierdo que dice “Son mis huellas el camino y nada más” y otro en el antebrazo izquierdo “Ojos de perro azul”. Vuelvo siempre sobre todos los libros que me gustan incluso sobre los que no me han alcanzado a mi primera lectura y he descubierto que existen las segundas oportunidades.

- ¿Un libro que ojalá no hubieras leído para poder leerlo hoy como si fuera la primera vez?

-Antes me pasaba de sentir una contradicción angustiante cuando un libro me gustaba mucho: por un lado no poder dejar de leerlo y por otro no querer terminarlo. Con el tiempo me di cuenta (por suerte) que no solo era la historia del libro la que me atrapaba sino el autor. Saber eso fue una solución y por otro un problema económico (risas). Sacrifiqué la compra de ropa, zapatos, carteras y me transformé en una compradora compulsiva de libros. He llegado a comprar 20 libros en un mes.

- ¿Qué estás leyendo en este momento? ¿Lo recomendarías?

- Leo varios libros a la vez. En este momento en la mesa de luz tengo varias torres de libros: “Un hombre bueno” de María Fasce , “Mala Semilla” de Andrea Milano, “El último milagro” de Horacio Convertini , “La Strada” de Marcelo Rubio , “Hiperhistorias pre-alfa” de Patricio Peralta R, “Poesía Metal mecánica” de Fernando Marote, “Mamá no me odia” de Diego Rotondo , “Buenos días me voy a dormir” de Estefanía Farías, “Frente al abismo” de Lucas Barruezo, “Mundo Cane” de Pablo Marínez Burkett, “Patria” de Fernando Aramburu, “Mi sabiduría es arruinarla” de Mauro Lo Cocco , “Los deseos” de Vivian Dragna, “Los estantes vacíos” de Ignacio Molina, y “Madre mía” de Florencia del Campo. Todos atrapantes.