Erosión - Celina Aste

El segundo libro de Celina Aste nos interpela y a la vez busca respuestas dentro de sí mismo.
Erosion - Celina Aste


Erosión es el segundo libro de Celina Aste.

¿Es un libro de micro ficciones, de cuentos, de poemas o de definiciones? Erosión es todo eso, pero es mucho más. Clasificarlo es cometer una injusticia de interpretación.

Es un libro de 62 páginas pero tampoco podría decir que es corto porque es hondo y entonces su longitud es difícil de precisar porque cada texto es una palada más que cava en un hoyo, en donde el final se cuela ya invisible por los poros de quien lee.

Dice el Diccionario que Erosión deriva del latín erosio y que es el desgaste que se produce en la superficie de un cuerpo por la acción de los agentes externos (como el viento o el agua) o por la fricción de otros cuerpos. Eso dice el diccionario que define y al hacerlo sentencia con palabras un término para que tengamos claro lo que indica y que nadie se confunda y nos salve de hipotéticos desacuerdos. El diccionario dice lo que dice y ya no hay lugar para ninguna duda.

Celina se revela, porque ella traduce y nos invita a la interpretación y esto es un gesto de profundo respeto al lector.

Traducir es expresar de forma diferente algo que ya se ha expresado de otra forma. Esto es lo que Celina hace con soltura mediante un lenguaje sencillo, evadiendo lugares comunes a veces con descaro otras con ternura.

La erosión entonces puede ser producto de: “un falso contacto”; lo que otro tomó pretendiéndolo suyo; una cama grande donde sobra una almohada; cuando uno deja de ser uno y se convierte en nadie; cuando los domingos son más domingos que otros. También puede ser Hiroshima o Siria y por qué no un bajo autopista o simplemente la aridez de los labios que duelen desiertos.

Celina nos cuenta que la erosión es lo que sucede a lo largo del tiempo pero agrega que es también: retumbar, desenterrar, rematar, desterrar, exterminar, resecar.

Es sin embargo y sin lugar a dudas precisamente también la orfandad de los padres.

Sus personajes a veces se alzan en pequeños actos heroicos contra la fricción del dolor que desgasta, otras permanecen livianos sin resistencia.

Cuando al llegar a la última página de un libro, nos invaden preguntas, quiere decir que el libro nos ha conmovido y en ese instante sabremos, que el libro no sólo no ha terminado, sino que ahora, nos lee a nosotros.



Corina Vanda Materazzil.Nació en noviembre de 1968 en CABA pero la mayoría de su vida se desarrolló en el Conurbano. Escribe desde que empezó a leer, dice que ambas cosas son como viajar. Como autora reconoce que es un trayecto con postas y que no tiene contrato de exclusividad con ningún destino final. Como lectora se abraza y se deja llevar, como con el tango.A fines de 2015 editó con Utopía HUELLAS y en mayo de este año con Peces de Ciudad VOZ EN OFF, un libro de cuentos, algunos de los cuales obtuvieron menciones en diferentes concursos. Participó de algunas antologías de narrativa y algunas Revistas Digitales como: Kundra, El Narratorio y Kunst.En España colabora con sus textos en un Periódico de Literatura de habla hispana: Periódico Irreventes.Tiene un Blog: Bárbaramente Fea donde están algunos de sus textos. No se imagina la vida sin: Hijos, libros, perfumes, sombreros y buen vino. Notas de Corina