Jule Gore. Recitales de poesía y contracultura fanzinner.

Jule Gore

Poeta, blogger, parte del colectivo Las Pibas, Jule Gore se adueña de las nuevas tecnologías y las hace poesía.

Jule Gore es bloggera de poesía y una de Las Pibas, siete estéticas que se integran para explotar y hacer volar cualquier cabeza. Igual, antes que eso, Jule Gore es una chica de la noche y de la red. Con universo propio (www.dosrobots.blogspot.com), Gore oxigena, marca margen, tira centros, sacude y provoca, invita a lo sexy de lo oscuro por iluminar, anónima. De culto. No es fácil encontrarla pero existe Internet, que todo lo democratiza, todo lo desacraliza, todo lo registra en biografías, historias, posts que involucran lo escrito con lo visual, gifs y más. De esa discursividad transtextual, de descontextualizar lo cotidiano –tanto real; virtual– Gore hace poesía y deja abierta la posibilidad de que la obra se complete leyéndola, que el goce estético esté ahí: atento a la ironía y la belleza de lo sencillo, lo urgente. Una suerte de epifanía 2.0.

Gore describe la obra como un fenómeno social, un “mash up” o mezcla colectiva que trasciende lo escrito, lo visual, lo netamente textual. En el taller que coordina en el Museo de Bellas Artes Emilio Pettoruti de La Plata – “Escritura no creativa y found footage (metraje encontrado)”– estos lenguajes se funden, se tornan plásticos, sobre la base teórica del concepto “uncreative writing” acuñado por Kenneth Goldsmith. Este posvanguardista sostiene que todo está escrito, que no es necesario crear textos “originales” sino saber usar los existentes: en el ojo y elección radicará el artista y su obra. En este sentido, derriba la idea de copyright y afirma que todo puede ser usado, copiado y editado para crear una nueva obra, e Internet facilita y provee esa gran enciclopedia democrática. En este marco, el taller se configura como un espacio para acercar el cine y la literatura a prácticas consideradas –tradicional y neciamente, según Gore– mundanas, tales como chatear o postear. Se trata de actualizar y modernizar el proyecto artístico al pulso del 4G. La propuesta reside en relevar estas herramientas en función de una obra interdisciplinaria, en diálogo permanente, alejada ya de las sombras del siglo XIX.

Al respecto, Gore sostiene que los discursos tradicionales imperantes muchas veces desmerecen la percepción del quehacer lingüístico diario como potencial expresión artística o cultural. “Escribir como Borges es el top en la carrera de Letras y escribir como alguien es imposible y pésimo aunque ese alguien sea genial. Perseguir una alta cultura por ahí envidiable pero que no es la nuestra; ese tipo de imitación es mediocridad, es limitar la creatividad. Está bueno decir ésto existe, existió y conocerlo, pero lo mejor no necesariamente es lo que más se acerque a eso.”

Es que Gore no recurre al canon en búsqueda de inspiración; rastrea la función poética en lo que la rodea, en las frases de sus amigos, en un audio de Whatsapp, en un chat, más allá de la enorme biblioteca que cubre el living de su casa.

Corta y pega, fragmenta, mezcla y al resultado lo llama poema. Después postea y se vale de las herramientas que Internet ofrece para asignar semántica, formato y tema. Un proceso disidente que quienes pasan por el taller también experimentan.

Actualmente, se encuentra editando su primer poemario con Peces de Ciudad. Sin embargo, no es su primera publicación. La Plata es un centro de producción cultural autogestiva y el género que domina la circulación de poesía es el fanzine, que puede ser un simple pliego o una colección de hojas abrochadas e incluso “amarradas” a máquina de coser. Con el colectivo Las Pibas producen uno por cada fecha de recital de poesía, incorporando arte gráfico y la contribución de otros poetas invitados. “La obra al alcance de la impresora”, define Gore, fresca y sagaz, igual que cuando escribe.

A su vez, tiene publicado un fanzine individual titulado En Europa no se consigue –ilustrado delicadamente por Romina Celeste Miguez– y uno colaborativo, junto a Clara Spaltro, llamado Hackers D.O.S, que fue presentado el pasado 16 de septiembre. “Es muy bueno que existan las lecturas de poesía en vivo como evento. En un momento tan virtual, de explosión de redes sociales y chape al celular, ver al público en silencio, respetuoso y atento, es hermoso”, asegura. Aunque posiblemente lo más interesante sea el diseño de lo que gradualmente se va estableciendo como género: el recital de poesía. Creadores que escriben para leer en voz alta, con el texto al centro luciéndose, protagonista, sin exageraciones performáticas. La inclusión de bandas, ilustradores y sus exposiciones, la indumentaria especialmente pensada y elaborada, la proyección de visuales que acompaña; en definitiva, el evento como un concepto estético en sí mismo. Un “mash up” de lenguajes coherente y cohesivo pero no guiado, puesto al servicio del sentido que el espectador desee crear. La obra servida, lista para apropiar y, fundamentalmente, disfrutar.

Jule Gore es parte del rompecabezas de una red periférica que sacude centros en una ciudad que emerge cada década como exponente de lo cultural dinámico. De la ruptura hacia lo nuevo. De colectivizar construyendo con lo que hay, gestando originalidad pero compartida, entre blogs, fanzines y recitales de poesía.


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Gonzalo Zuloaga. Gonzalo Zuloaga nació en La Plata el 18 de octubre. En 2016 fue ganador de Mención Especial por unanimidad en el Primer Certamen Nacional de Literatura en la categoría poemario por su obra “Resucitando Edipos”, publicada en la colección Voces del Cono Sur. Algunos de sus relatos urbanos fueron seleccionados para su publicación en la revista Monolito (Méjico) y la antología Palabras en Flor (España). Actualmente se encuentra promocionando su poemario “Predicciones del Año Kitsch”, editado por Peces de Ciudad en abril de 2017, y participando de ciclos de lectura de poesía y narración oral. A su vez, escribe para el colectivo Extrañas Noches Literatura Visceral y comparte poemas en su Facebook y su blog personal: www.ciudadkitsch.tumblr.com “Predicciones del Año Kitsch” puede adquirirse a través de la página web de la editorial, www.pecesdeciudad.com.ar, y en Malisia Distribuidora y Estantería de Libros y Revistas, La Plata. Notas de Gonzalo