El amor y el arte: luces y sombras (segunda parte)

Endless Love - Alfred Gockel - Amor arte



Historias de amor y desamor en el mundo del arte.

La creación artística no es solo una batalla interior. Las imágenes, las sensaciones, las ideas o los conceptos que son la semilla de las creaciones a las que llamamos arte son muchas veces el resultado del contexto que rodea al artista, su tiempo y su gente. Su creatividad se condiciona por su entorno, por el intercambio artístico, por la experiencia humana compartida. La Historia del Arte muestra el amor como motor de la creación. En muchos casos, decir que la pasión amorosa inspira al arte, entenderla como simple musa, es muy limitado.

Los artistas que han construido una pareja con un colega no solo se inspiraron sino que aprendieron uno del otro, se influenciaron y se criticaron.

Historias en donde se quisieron y se odiaron, en donde también, se admiraron y traicionaron.

Camille Claudel y Auguste Rodin

Camille Claudel y Auguste Rodin Camille Claudel y Auguste Rodin

La figura de Camille Claudel siempre ha quedado ensombrecida por Auguste Rodin. Para muchos sigue siendo hoy sólo “la amante de Rodin”. Pero fue mucho más: genial e imaginativa escultora, se enfrentó a su familia y a toda una época para dedicarse a su gran vocación, la escultura, y vivir junto al gran amor de su vida, Rodin. En 1883 entró como aprendiz en su taller. Muy pronto la relación entre discípula y maestro se intensifica: en 1888 Rodin alquila un taller para trabajar exclusivamente con Camille. Los celos amorosos y artísticos fueron minando la relación. Dicen que Rodin temía que Camille le hiciera sombra y que por eso nunca la ayudó a salir adelante. Se le achaca, incluso, la locura de la joven. Ella se vio obligada a abortar. En 1898 rompieron su relación. Ella permaneció encerrada en un psiquiátrico los últimos treinta años de su vida. Murió en 1943.


Pablo Picasso y Dora Maar

Pablo Picasso y Dora Maar Pablo Picasso y Dora Maar

Théodora Markovic (Tours, 1907-París, 1997), hija de un croata y una francesa, se educó en Buenos Aires. Pintora y fotógrafa, se relacionó con buena parte de la intelectualidad de la época (Eluard, Brassaï, Breton), además de ser amante de Georges Bataille. En 1936 conoció en el café Deux Magots de París a Picasso, con quien mantuvo, hasta 1943, una tormentosa relación. Él tenía 55 años; ella, 29. Dora sustituyó a Marie-Thérèse Walter como amante y musa del artista malagueño en aquellos años de amor y guerra: la retrató una treintena de veces. La dejó por Françoise Gilot, pero ella nunca le olvidó. “Después de Picasso, sólo hay Dios”, decía Dora Maar. La mujer seducida y abandonada por el Minotauro, la mujer que llora en el “Guernica” (ella fue quien inmortalizó con su cámara el proceso creativo del mítico cuadro), murió sola, rodeada de sus recuerdos, en 1997.


Gerda Taro y Robert Capa

Gerda Taro y Robert Capa Gerda Taro y Robert Capa

El 1 de agosto de 1937 tenían una cita en París para celebrar juntos el 27 cumpleaños de ella antes de que él se marchara a China. Pero ella nunca llegó. Robert Capa y Gerda Taro protagonizaron una apasionada historia de amor y guerra. Gerta Pohorylle nació en 1910 en Stuttgart. Huyendo del nazismo, esta joven judía llegó a París en el 33. Trabajó como “au pair ” y mecanógrafa de un psicoanalista. En 1934 conoce a un joven fotógrafo húngaro, también judío, André Friedmann –nombre real de Robert Capa–, tres años menor que ella. Los dos quieren conquistar París y el mundo. Viajaron juntos a España, en el 36, para cubrir la Guerra Civil. La llamaban “la pequeña rubia”. Sobrevivió a la batalla de Brunete, pero en la retirada un tanque terminó con su vida. Fue el 25 de julio de 1937. Capa murió en 1953, tras pisar una mina en Indochina.


Leonora Carrington y Max Ernst

Leonora Carrington y Max Ernst Leonora Carrington y Max Ernst

En 2011 moría en México, a los 94 años, la pintora británica Leonora Carrington, a quien Octavio Paz definió como «un poema que camina» y de la que Elena Poniatowska publicó una estupenda biografía en 2011. En 1937 Carrington conoció en Londres al también pintor Max Ernst, 27 años mayor que ella, que la introdujo en el movimiento surrealista. Vivieron una tan apasionada como tormentosa relación. En 1939 él fue detenido e internado en un campo de concentración. Ella huyó en 1940 a España, donde sufrió una crisis nerviosa y fue ingresada en un psiquiátrico de Santander. Cada uno siguió su vida por separado. Se reencontraron en Nueva York. Ella se había casado con el escritor y diplomático Renato Leduc; él, con la mecenas y coleccionista Peggy Guggenheim, primero, y con la pintora Dorothea Tanning, más tarde. Max nunca olvidó a Leonora.


Lee Miller y Man Ray

Lee Miller y Man Ray Lee Miller y Man Ray

Emmanuel Radnitzky –verdadero nombre de Man Ray (Filadelfia, 1890-París, 1976)– fue dibujante, pintor, escultor y, sobre todo, fotógrafo. Entre sus musas, nombres como Kiki de Montparnasse, Nush Éluard, Ady Fidelin, Meret Oppenheim, Juliet Browner –acabó siendo su esposa– y Lee Miller (Nueva York, 1907-1977). Tras sus inicios como cotizada modelo en la Gran Manzana, esta última viajó en 1929 a París, donde se convirtió en asistente fotográfica, amante y musa surrealista de Man Ray. Nunca antes había aceptado discípulos. Mientras él se centraba en la pintura y la escultura, ella se dedicó por completo a la fotografía. De hecho, dicen que algunas instantáneas atribuidas a él son en realidad de Miller. La pareja formó parte del círculo de amigos de Picasso, Éluard, Cocteau. Rompieron en 1932. Ella se casó un par de veces y trabajó como reportera de guerra.



(*) Imagen de portada: Endless Love - Alfred Gockel

=========================================================================

Corina Vanda Materazzi.Nació en noviembre de 1968 en CABA pero la mayoría de su vida se desarrolló en el Conurbano. Escribe desde que empezó a leer, dice que ambas cosas son como viajar. Como autora reconoce que es un trayecto con postas y que no tiene contrato de exclusividad con ningún destino final. Como lectora se abraza y se deja llevar, como con el tango.A fines de 2015 editó con Utopía HUELLAS y en mayo de este año con Peces de Ciudad VOZ EN OFF, un libro de cuentos, algunos de los cuales obtuvieron menciones en diferentes concursos. Participó de algunas antologías de narrativa y algunas Revistas Digitales como: Kundra, El Narratorio y Kunst.En España colabora con sus textos en un Periódico de Literatura de habla hispana: Periódico Irreventes.Tiene un Blog: Bárbaramente Fea donde están algunos de sus textos. No se imagina la vida sin: hijos, libros, perfumes, sombreros y buen vino. Notas de Corina